cuarto-de-baño-para-personas-con-movilidad-reducida

Cuarto de baño adaptado para personas con movilidad reducida

¿Está adaptado tu cuarto de baño para personas con movilidad reducida? El aseo es una de las estancias más importantes de cualquier hogar, pero para las personas con movilidad reducida, puede resultar un lugar desafiante e incluso peligroso. Toma nota de algunas formas para adaptar el cuarto de baño para hacerlo más accesible y seguro para personas con problemas de movilidad.

Tabla de contenidos

Pon a punto tu cuarto de baño para personas con movilidad reducida

Instalar barras de agarre

Las barras de agarre son una adición esencial para adaptar cualquier cuarto de baño para personas con movilidad reducida. Estas barras pueden ayudar a las personas a levantarse de la silla de ruedas o del inodoro y proporcionar apoyo durante la ducha. Asegúrate de que las barras estén instaladas correctamente y sean lo suficientemente resistentes para soportar el peso de una persona.

Usar elementos antideslizantes

Un cuarto de baño mojado puede resultar peligroso para cualquier persona. Pero para alguien con movilidad reducida, el riesgo de resbalar y caer es aún mayor. Conviene usar alfombras antideslizantes y pintura antideslizante en el suelo y la pared de la ducha para ayudar a reducir el riesgo de resbalones y caídas.

Ajustar la altura del inodoro

La altura estándar del inodoro puede ser demasiado baja para alguien con problemas de movilidad. Considera la posibilidad de instalar un inodoro con una altura ajustable o agregar una almohadilla de asiento elevada para hacer que sea más fácil levantarse y sentarse.

Instalar una ducha accesible

Una ducha accesible es esencial para cualquier cuarto de baño adaptado para quienes padecen problemas de movilidad. Conviene valorar la posibilidad de instalar una ducha sin escalones o una cabina de ducha con una puerta ancha para facilitar el acceso. También es importante tener una ducha con una barra de soporte y una ducha de mano para facilitar la limpieza.

Contar con espacio suficiente para maniobrar

Si bien no siempre es posible disponer de la amplitud ideal, es importante que en el cuarto de baño haya suficiente espacio para permitir que una persona con movilidad reducida maniobre con facilidad. Por ello, es necesario asegurarse de que no haya ningún tipo de elemento que dificulte el paso o complique la utilización del cuarto de baño.

Como ves, existen muy diversas formas de adaptar el cuarto de baño para hacerlo más seguro. Desde la instalación de barras de agarre hasta la eliminación de barreras arquitectónicas y la creación de suficiente espacio para maniobrar, hay muchas medidas que tomar para que el cuarto de baño resulte más accesible. Si necesitas ayuda para adaptarlo, no dudes en solicitar asesoramiento. En Ortopedia Diorse podemos ofrecerte soluciones a medida.

Ir arriba